Contra el calor, truquitos

En Euskadi pasamos directamente del invierno al verano, de la primavera al otoño, del otoño a la primavera y del verano al invierno. En los últimos días una fría primavera ha dejado paso a unas tórridas jornadas, sofocantes, que parece volverán a ceder la vez a una primavera fresca hasta el fin de semana. Es el sino de la climatología actual, cambiante, desconcertante, pero evidentemente lanzada hacia un cambio climático que parece no tener freno.

De momento, con los primeros calores del recién estrenado mes de junio conviene adoptar algunas costumbres o trucos que pueden favorecer que los grados no supongan para nuestros cuerpos una pesada carga. De la mano de nuestros amigos de Europa FM éstos son los principales consejos:

1. Evita ducharte con agua fría

Por muy sorprendente que parezca, si te metes en agua muy fría, el cuerpo guarda el calor para que no baje la temperatura corporal, no la reduce. Mejor agua tibia.

2. Cuida tu dieta

Comer picante, por ejemplo, estimula la sudoración, así que en la medida de lo posible intenta evitarlo. Lentejas, cocido o potajes son comidas demasiado calientes y copiosas, así que sustitúyelos por opciones más fresquitas y ligeras. Brócoli, zanahorias, espinacas, pepino, melón, sandía…

3. Intenta que no entre el calor en casa

Ventila solo por la mañana temprano, al amanecer, o al anochecer. Las horas centrales del día deberás bajar las persianas y tener las ventanas cerrada.

4. Refresca las zonas clave de tu cuerpo

El hipotálamo y las muñecas son zonas desde donde se puede controlar la temperatura corporal. Sí, el clásico truco de ponerte un paño húmedo sobre la frente y la nuca funciona, así que ya sabes. Cuando no puedas dormir, inténtalo así. Mojarnos las muñecas con agua fría también ayuda a bajar la temperatura.

5. No abuses de bebidas con cafeína y alcohol

Los refrescos, el café e incluso la cerveza son bebidas que deshidratan, no hidratan. Así, se pierde líquido corporal y aumenta el calor.

6. Usa gorras y sombreros

Protégete del sol cuando salgas a la calle utilizando gorras y sombreros. Si son de fibra sintética mejor, ya que no absorben el sudor.

7. Viste ropa fresca

Procura utilizar prendas con tejidos livianos y transpirables que eliminen bien el calor. Si es flojita, mejor.

8. Duerme siesta y elige una buena postura

Dormir la siesta en las horas de más calor ayuda al organismo a descansar y recuperarse del sofocón del día. Además, dormir de lado y que nuestro cuerpo apenas tenga contacto con la sábana ayudará a que estemos más fresquitos.

9. Bebe agua

Beber dos litros de agua al día es fundamental para evitar la deshidratación, todavía más si pasamos muchas horas expuestos al sol.

10. Haz ejercicio al amanecer

Si lo haces de noche te costará dormir, ya que te activas y será imposible conciliar el sueño. Mejor practica deporte por la mañana, a primera hora del día.

En todo caso, cumplas o no estos sencillos consejos, el calor es el calor y de aquí a septiembre -al menos- conviene armarse de paciencia, sentarse a la sombra y tener bien cerca un botijo… o lo que sea.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail